Autónomo o Sociedad Limitada Unipersonal

La mayoría de las personas que deciden trabajar por cuenta propia deciden darse de alta como autónomos. Pero debes saber que existen otra modalidad que puede beneficiarte a la hora de pagar impuestos. Se trata de la opción de la Sociedad Limitada Unipersonal (SLU). ¿Pero cuál es la diferencia? ¿Te conviene ser autónomo o SLU?

Conoce primero todos los detalles para poder decidir. Y si te quedan dudas en AKC Gestores podemos ayudarte a dilucidar qué te conviene entre las dos opciones y ayudarte para darte de alta como SLU o autónomo en función de lo que decidas.

autonomo slu

¿Qué es una Sociedad Limitada Unipersonal?

Una Sociedad Limitada Unipersonal (SLU) es una Sociedad Limitada con la particularidad de que solo cuenta con un único socio. Que en este caso es el autónomo que ha decidido dar el paso de trabajar por cuenta propia.

Al igual que un autónomo personal la SLU también puede contratar trabajadores en el futuro si así lo necesita.

Una Sociedad Limitada tradicional siempre requerirá al menos de dos socios para poder ser constituida. Una SLU sólo necesita una persona para constituirse.

Los tipos de SLU

Existe la posibilidad de crear una SLU desde el principio a la hora de darte de alta como autónomo. En este caso se suele denominar SLU Originaria.

Y también puede ocurrir que sobre una Sociedad Limitada tradicional posteriormente uno de los socios decida abandonar la sociedad. En este caso la SL se convierte en SLU unipersonal. A esto se le considera SLU Sobrevenida.

Peculiaridades de una SLU

Si decides crear una SLU tendrás todo el poder de decisión como único propietario de la misma. Obviamente también tendrás todas las obligaciones legales y fiscales sobre ella.

A efectos de funcionamiento tu forma de trabajar si decides pasar de SL a SLU no varía mucho. Una de las principales diferencias es que tendrás que incluir la U en toda la documentación de la empresa como pueden ser en los registros, las nóminas de tus empleados, etc.

También debes comunicar al Registro Mercantil el cambio a SLU, a partir de ese momento la responsabilidad sobre las deudas que pueda haber recaerá sobre ti.

¿Qué conviene más, una SLU o autónomo?

Es la pregunta que se hacen mucho a la hora de tomar la decisión.

La elección entre ser autónomo o constituir una Sociedad Limitada Unipersonal es una decisión que cada vez toman más emprendedores en España.

En especial lo hacen aquellos autónomos que tienen claro que su negocio va a crecer y va a aumentar facturación de manera rápida.

 Ambas opciones tienen sus pros y contras, pero ¿Cuándo conviene optar por una o por otra?

slu autonomos

Diferencias entre autónomo y SLU

Una de las principales diferencias es que en el caso de decidir ser autónomo personal requiere menos trámites para formalizarlo.

Precisamente por eso es la opción escogida por la mayoría ya que supone una ventaja de no perder tiempo ni perder la cabeza en trámites, papeleo y burocracia.

En cambio, constituir una Sociedad Limitada Unipersonal implica un proceso más complejo, con mayor carga burocrática y de gestión contable.

Ventajas fiscales

La forma jurídica de la SLU puede ofrecer ventajas fiscales respecto a la de autónomo como tal.

Esto se debe a que una SLU soporta una carga impositiva progresiva en el IRPF en función de sus ingresos. Además, la SLU paga una tasa fija por el Impuesto de Sociedades.

Por eso comúnmente se entiende que si prevé una facturación modesta la opción de registrarse como autónomo es preferible a la de la Sociedad Limitada Unipersonal.

En cambio, a partir de cierto nivel de ingresos, aproximadamente 50.000 euros al año, constituir una Sociedad Limitada puede resultar más beneficioso desde el punto de vista fiscal.

SLU vs Autónomos, ¿hay más diferencias?

Existen otras diferencias importantes entre ambas modalidades además de los trámites para constituirlas y la fiscalidad que llevan asociada.

Vamos a ver un resumen de los principales aspectos diferenciadores:

El proceso de constitución

Como ya hemos mencionado comenzar como autónomo es un proceso menos complejo que el de la SLU.

Además de no tener un coste añadido para hacerlo.

En el caso de los autónomos hay que proceder a inscribirse en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) según la actividad que se vaya a realizar y darse de Alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

En lo que se refiere a la SLU la cosa es un poco más compleja que es básicamente igual al de dar de alta una Sociedad Limitada tradicional.

Básicamente serían los siguientes:

  • Selección y registro del nombre de la empresa en el Registro Mercantil.
  • Apertura de una cuenta bancaria empresarial para depositar el capital inicial.
  • Redacción y firma de los estatutos sociales y la escritura pública ante notario.
  • Obtención de un NIF provisional y definitivo, y alta en el Impuesto de Actividades Económicas mediante el modelo 036 o 840, según el caso.
  • Inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil.

Diferencias fiscales entre SLU y autónomo

Entre las dos opciones hay diferencias fiscales. En detalle son las siguientes:

Los autónomos tienen una carga progresiva del IRPF en función de los ingresos anuales. Existen distintos tramos que van desde el 19% en los tramos más bajos hasta el 47% en el mayor tramo.

En el caso de la SLU el tipo fijo es del 25% aunque con algunas peculiaridades con tipos reducidos para ciertos tipos de emprendedores y cooperativas.

autonomo o slu

La contabilidad de los autónomos y una SLU

También hay diferencias contables entre una y otra opción.

En el caso de los autónomos la contabilidad se basa en el registro de los ingresos, los gastos y la facturación con un sencillo control de los datos.

En cambio, una SLU debe adoptar un sistema de contabilidad concreta según el Plan General Contable con un registro contable y los correspondientes libros de cuentas.

Diferencias ante las pérdidas

Por último, otra de las grandes diferencias entre SLU y autónomo es la responsabilidad penal ante las pérdidas.

Un autónomo asume una responsabilidad personal e ilimitada, lo que significa que el patrimonio personal puede utilizarse para cubrir deudas del negocio si las hubiera.

Pero en el caso de la SLU la responsabilidad se limita al capital aportado, protegiendo el patrimonio personal del empresario frente a las deudas de la empresa.

Qué es mejor autónomo o Sociedad Limitada Unipersonal

Como ves las diferencias pueden ser interesantes para valorar una u otra opción. Si tienes dudas a la hora de decidir puedes contactar con AKC Gestores y te ayudaremos y asesoraremos para tomar tu decisión y ayudarte con los trámites que necesitas.

móvil oficina AKC

Contáctanos

Te ofrecemos una asesoría gratuita para analizar tus necesidades e indicarte qué plan se adapta a ti.

6 + 15 =

Abrir chat
1
Gracias por contactarnos. Dinos lo que necesitas y te responderemos en un plazo máximo de 24 horas. ¡Estamos a tu servicio!.