Autónomo sin ingresos y sin facturar. ¿Es viable?

Cuando comienzas una actividad por cuenta ajena uno piensa que va a ir todo estupendamente. Desde el primer momento vamos a tener muchos clientes y vamos a factura cifras elevadas, eso es lo que solemos imaginar o soñar.

La realidad a veces no es tan bonita. Y es que en la vida de cualquier autónomo siempre habrá algún momento en el que te conviertes en un autónomo sin ingresos y sin facturar.

¿Es viable serlo? ¿Es adecuado aguantar y pagar la cuota de autónomo sin ingresos o hay que tomar decisiones? Hoy en AKC Gestores vamos a ayudarte.

ser autonomo sin facturar

Consejos para un autónomo que no tiene ingresos

Vamos a intentar mostrarte algunas pautas o consejos y algo de información para que puedas valorar dónde está el límite a esta situación y qué puedes hacer para arreglarlo.

Aunque te adelantamos que la respuesta no es del todo clara y depende un poco en cada caso.

También varía en función de la actividad a la que te dediques y sobre todo las previsiones temporales de esta situación sin facturar siendo autónomo.

Lo importante es contar siempre con un servicio de gestoría para autónomo que pueda ayudarte en situaciones como esta.

Veamos qué pasa si un autónomo no ingresa nada o muy poco y qué se puede hacer en estos casos.

¿Qué dice la ley sobre el autónomo sin ingresos y sin actividad?

Lo primero es saber si podemos ser autónomos sin facturar nada y sin ingresos legalmente. Es decir, saber qué dice la ley sobre ello.

Y la respuesta es que legalmente puedes ser autónomo, aunque no estés facturando ni un euro.

Otra cosa es que sea conveniente que lo hagas. Pagar la cuota de autónomo sin ingresos cada mes supondrá una merma de tu capital, indudablemente.

En otras palabras, si lo que ingresamos por nuestra actividad como autónomos no alcanza para cubrir la cuota mensual que debemos aportar a la Seguridad Social, entonces no resulta rentable operar como autónomo.

Igualmente tienes que valorarlo si tienes facturación, pero no la suficiente. Se trata de que estudies cuánto tiempo puedes estar así ganando menos dinero de lo que gastas.

En España, es posible estar como autónomo, aunque no se tengan ingresos, aunque hay varias salvedades y puntos clave a tener en cuenta:

Cotización mínima con la cuota

La Seguridad Social requiere una cotización mínima mensual de todos los autónomos, incluso aquellos sin ingresos.

Para el año 2024, esta cuota mínima es de 230,13 euros mensuales, aunque hay bonificaciones disponibles durante los primeros meses de actividad y para ciertos grupos específicos.

Sin ingresos, asumir el costo de esta cuota puede representar un esfuerzo económico importante.

Alta y baja en el RETA

Aunque es posible ser autónomo sin generar ingresos, no es aconsejable mantenerse en esta condición por períodos prolongados.

La Seguridad Social puede proceder a dar de baja del RETA a aquellos autónomos que no cumplan con sus obligaciones de cotización después de cierto tiempo.

Esto implica pérdida de cobertura de la Seguridad Social y sus beneficios.

Convenios especiales

En ciertos casos, los autónomos pueden acogerse a un convenio especial con la Seguridad Social que permite cotizar sobre una base reducida o incluso exonerarse del pago de la cuota.

Estos convenios están generalmente diseñados para colectivos específicos, tales como emprendedores, autónomos de bajos ingresos o aquellos con familiares a cargo.

Consideraciones fiscales

Los autónomos sin ingresos no necesitan declarar IVA trimestral si no han facturado.

Pero sí deben presentar la declaración de la Renta, incluso si no han generado ingresos durante el año.

Durante la declaración, es posible deducir los gastos asociados con la actividad, incluso si estos superan los ingresos.

Ser autónomo sin ingresos en España es factible, pero viene acompañado de obligaciones y costes que no deben tomarse a la ligera.

autónomo sin actividad

¿Pero se puede facturar sin ser autónomo?

Si hay ingresos, pero no son suficientes para poder tener beneficios también hay opciones, pero igualmente pueden ser problemáticas.

Cuando esto ocurre hay muchos que deciden trabajar con pocos ingresos sin darse de alta como autónomo. Esto es habitual en trabajos muy esporádicos, es lo que se conoce como autónomos no recurrentes y tiene sus problemas.

Por lo general, esto se establece cuando los ingresos no superan el Salario Mínimo Profesional. Es decir, cuanto tu facturación mensual en el 2024 no supera los, 1.134 euros.

Los riesgos asociados

Eso sí, debes tener en cuenta que facturar sin estar registrado como autónomo implica un riesgo legal. Si decides hacer eso, pero al final tus ingresos son muy altos y superan de manera recurrente el SMI y Hacienda lo detecta podría imponer alguna sanción y posibles multas.

No te recomendamos que lo hagas y si es así te vuelvas a dar de alta si tus ingresos vuelven a aumentar.

Pero esto es sólo una referencia. Ten en cuenta que no es lo mismo pagar la cuota reducida de autónomos que no llega a 70 euros que pagar la cuota habitual cuyo importe está en 230 euros mensuales.

Se pierden ciertos derechos

Eso sí, debes tener en cuenta que si no pagas la cuota de autónomos por bajos ingresos tienes repercusiones en las coberturas de Seguridad Social.

Antes de esta decisión te recomendamos que valores antes tu situación personal concreta. Ten en cuenta que si no se paga esta cuota tampoco se cotiza.

En el caso de que estés en un periodo cercano a la jubilación por ejemplo podría compensarte continuar pagando la cuota, aunque tus ingresos fueran bajos.

La importancia de las previsiones

Uno de los aspectos importantes a la hora de valorar si te compensa estar en esta situación es el tiempo y las previsiones.

En función de tu sector de actividad puede ser que de manera estacional estés dos meses sin facturar, pero los ingresos después sean altos.  

Si esta es tu situación entonces de cara a conservar tus cotizaciones es recomendable que sigas pagando la cuota sin tener ingresos.

Tomar una decisión con sentido común y asesoramiento

Aunque estar dado de alta como autónomo ofrece ventajas, el factor decisivo será si los ingresos que percibes después de pagar la cuota de autónomos justifican los costes y esfuerzos que eso implica.

Lo que te recomendamos es que antes de tomar la decisión hagas bien las cuentas.

Y sobre todo consultes con un asesor profesional si puede ayudarte a tomar esta decisión. Valorando bien los pros y los contras de esta decisión.

móvil oficina AKC

Contáctanos

Te ofrecemos una asesoría gratuita para analizar tus necesidades e indicarte qué plan se adapta a ti.

4 + 8 =

Abrir chat
1
Gracias por contactarnos. Dinos lo que necesitas y te responderemos en un plazo máximo de 24 horas. ¡Estamos a tu servicio!.